Planeta Cereza: Recetas redondas de color cereza (VIII) : Roscón de Reyes

·

·

lunes, 6 de enero de 2014

Recetas redondas de color cereza (VIII) : Roscón de Reyes




Cuando yo era pequeña el día de Reyes solo traía un juguete para cada uno de nosotros y solo ese día desayunábamos roscón. En algunas casas lo merendaban pero en la mía se desayunaba junto con el chocolate a la taza que hacía mi madre y era tan esperado como los propios juguetes. Hoy día todos los niños reciben muchos más juguetes que antes y todos nosotros tenemos a nuestra disposición roscones de reyes para degustar casi desde que nos quitamos el bikini cuando acaba el verano. Bueno, quizá exagero un poco pero es que me da la impresión de que cada año nos ofrecen los productos navideños mucho antes que el año anterior. La Navidad es una época muy rica en dulces típicos (con que dure quince días vale!!) pero para mí, y sin desmerecer a ninguno de ellos, realmente el que le da sabor al periodo navideño es el roscón de reyes. Es una opinión personal, claro está !! Me atrevo a decir que el roscón de reyes es, junto con el donut, el bollo que más me gusta de todos cuantos existen. Por eso todos los años los compro desde el inicio de las Navidades y me como unos cuantos, con o sin chocolate, aunque para el día de Reyes, por ser tan especial, reservo para los míos el roscón que hago yo misma.






ROSCÓN DE REYES

Ingredientes:

150 gramos de azúcar glass
La  ralladura de una naranja
La ralladura de un limón

150 ml. de leche
100 gr. de mantequilla
1 porción de levadura seca (Levital - 25 gr.)
2 huevos
2 cucharadas de agua de azahar
Media cucharadita de sal
550 gr de harina de fuerza

Huevo batido para pintar
Almendras picadas o laminadas
Azúar granulada o pegotes de azúcar mojada
Frutas escarchadas








1. Poner en un bol grande el azúcar glass y las ralladuras. Reservar.

2. En un cazo poner la leche al fuego muy bajito, para que quede templadita, lo suficiente para poder deshacer un poco la mantequilla que habrás partido a trozos. Echar la mantequilla, deshacerla no del todo e incorporar la levadura picadita para que se deshaga también otro poco. Retirar del fuego e incorporar la mezcla al bol del azúcar y las ralladuras. Remover con espátula. 

3. Añadir los dos huevos, el agua de azahar y la sal. Batir bien con la batidora minipimer.

4. Ir incorporando poco a poco la harina e ir batiendo solo al principio con la minipimer. Al principio la maquina admite la harina pero poco a poco la masa se hace espesa y la batidora no puede con ella así que ir removiendo con el brazo de la propia batidora apagada y acabar amasando a mano. Cuando creas que hayas terminado, dejar la masa en forma de bola en el bol y cubrir con un paño.

La masa tiene que doblar por lo menos su volumen y lo hace con calor. Yo la hago siempre la noche antes y la dejo reposar toda la noche. Si tenéis prisa acercarla a una calefacción y dejarla un par de horas por lo menos. Cuando me voy a la cama retiro el paño y la cubro con film transparente. La masa da para un roscón grande, que no lo recomiendo porque queda enorme, o dos medianos. Cuando vayáis a hacerlos cubrir las bandejas de horno con papel aluminio y pincelar con margarina o bien poner papel vegetal para hornear. La masa es bastante pegajosa así que para trabajarla es mejor mojarse las manos de aceite y empezar a despegarla de las paredes del bol para darle forma redonda. 

Dividir la masa en dos y poner cada mitad, en forma de bola, en una bandeja. Abrir un agujero bastante grande en el medio, pintar con huevo y decorar a gusto. A mi me gusta solo con almendras laminadas y azúcar en pegotes. Sin relleno. En esta ocasión he puesto mucha más azúcar y unas guindas porque hoy tengo invitados y a mi hermano le encantan. El roscón al final se infla mucho por lo que la forma en crudo en mejor que sea como un aro grande y fino.

Precalentar el horno a 50 grados en posición arriba y abajo y meter los dos roscones, uno arriba y otro abajo para que vuelvan a doblar su volumen como una hora u hora y cuarto aproximadamente. No se queman pero aun así a la mitad del tiempo los cambio de posición. Cuando los vayáis a meter poner en cada una de las bandejas un vaso con agua, yo pongo de esos pequeños de cristal de los yogures porque tengo miles. Como el agujero tiende a cerrarse pongo uno en el medio por si se me cierra mucho y otro en una esquina. Cuando ha pasado el tiempo y han crecido, sacar del horno y reservar. Subir la 
temperatura del horno a 200 grados y cuando la haya alcanzado meter uno de los roscones en la bandeja que tengáis por debajo de la mitad, yo tengo cinco y lo pongo en la segunda empezando por debajo, unos 20-25 minutos y cuando se haga sacar y meter el otro. Si veis que se tuesta demasiado cuando lleve 10-15 minutos bajar a 180 y/o cubrir con papel aluminio para que no se queme. Y ya está !! Enfriar y degustar.








Tardo entre media hora o un poco más en hacer la masa y otro tanto en darles la forma y ponerlos en la bandeja. Esta es una receta fácil y bastante rápida y sale bien. Y si no sale bien, no desistir, practicar y practicar hasta cogerle el punto. Al principio puede parecer complicado pero no lo es tanto. Merece la pena intentarlo porque los roscones caseros y artesanos no tienen nada que ver con los industriales. Esta es una adaptación que hice de una receta que me dio una amiga de un roscón para Thermomix en la que el azúcar no era azúcar glass, había que batir a espiga... Pero yo no tengo Thermonix y buscando otras recetas en la red decidí hacerla así, salió bien y así la mantengo desde el primer día. A mí este roscón me gusta mucho, sale blandito y de sabor es el que más me gusta, aromatizado en su punto justo, el que iría buscando si lo comprase en una pastelería. Me parece un bollo que está mas cerca del bollo suizo que del roscón seco de algunas pastelerías pero enseguida se endurece un poco y al día siguiente está bastante más compacto. Hay algunas recetas con los aromatizan con ron o que llevan una cucharada de miel para que queden más esponjosos y dure más pero en mi casa no hace falta porque no llega nunca al día siguiente. 

Nota: Esta vez me he sorprendido de lo redondo y uniforme que me ha quedado. He pensado: "No se nota ni donde está la sorpresita". Ahhh, la sorpresita !! Se me ha olvidado !!







3 comentarios :

  1. Que pinta más estupenda!!!! Felices Reyes,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias !! Cuando quieras probarlo me dices.

      Eliminar
  2. Querido Planeta. Me encanta tu receta, me encanta que como en otras cosas te lances a esta aventura de crear tu propio roscon. Para mí el roscón como bien dices es un bien de culto, tanto que aunque en mi casa siempre había en Reyes yo pensaba que no me gustaba. Fue precisamente mi husband el que me enseñó el sabor del roscón (además de otros sabores de la vida) porque tanto le gusta a él que un año por hacerle compañía decidí probar un roscón de Reyes y hasta de viaje por el mundo en estas fechas nos hemos ido a buscar el roscón. !!!Que bien hubiese hecho a mi cuerpo haber seguido en la ignoracia del sabor del roscón!!!....Como siempre desde la Luna saludando al Planeta

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...