Planeta Cereza: 2018

·

·

viernes, 7 de septiembre de 2018

Tejiendo la calle. Valverde de la Vera.






Valverde de la Vera es un bonito pueblo extremeño que se encuentra a una hora escasa en coche de la localidad donde paso parte de mis vacaciones de verano. Desde hace cinco o seis años, sé que en las calles de esta localidad verata, se llevan instalando, durante el mes de agosto principalmente, parasoles gigantes de ganchillo confeccionados con bolsas de plástico recicladas: Sí, parasoles y mantones tejidos con un hilo hecho de las bolsas de plástico de la compra o incluso también las de la basura, y por ello, y porque me encanta esta técnica de tejer, tengo desde hace todo este tiempo ganas de ir a verlos. Pero me ocurre que, como conozco bien la zona y desde hace años, y en muchas ocasiones, he recorrido con detenimiento toda la comarca, he visitado la mayoría de sus pueblos, me he bañado en sus gargantas naturales, he comprado mucho pimentón y probado otros muchos productos típicos... pues al final la pereza y la vaguería del verano me vencen año tras año y he acabado pasando todos estos últimos veraneos sin visitar estas efímeras instalaciones públicas de arte popular que cada vez son más conocidas. Imperdonable.








 









El proyecto que ha hecho posible que las calles y plazas del pueblo se engalanen con estos coloridos trabajos, tamaño XXL, que le dan ese pretendido aire festivo por el que fueron concebidos, se llama "Tejiendo la calle", una iniciativa que emprendió en 2013 la Asociación Cultural y Juvenil La Chorrera de la mano de la arquitecta y diseñadora Marina Fernández Ramos, natural de Valverde, como un taller colectivo y participativo para todos, para los que supiesen tejer y para los que quisieran aprender. El proyecto artístico, muy premiado (premio al Diseño y Participación Ciudadana | UCCI de la Bienal Iberoamericana de Diseño 2016), lleva ya seis ediciones y está diseñado como un espacio abierto donde caben nuevas ideas y diseños y también como un espacio de encuentro donde niños, jóvenes, mayores, ancianos, hombres y mujeres, colaboran unidos durante todo el año en la realización de las labores que serán expuestas en un espacio público, no solo para engalanar y adornar las calles del pueblo, o para actuar como toldos contra el sol y el calor, sino para dar la bienvenida a las fiestas de agosto a todo aquel que regresa a Valverde por estas fechas o a quien quiera visitar durante ese mes el pueblo parada obligada e imprescindible para los turistas que recorren la comarca de La Vera.












 












Valverde es un pequeño municipio cacereño de unos 500 habitantes, rico en arquitectura popular característica de la zona, con un bonito casco urbano, casas tradicionales, balcones de madera, castillo, iglesia, ermitas, pilones, reguerillas de agua por el medio de las calles(regateras creo que se llaman), soportales, rollo, plaza mayor, calles estrechas y ahora además, preciosos parasoles de ganchillo. Valverde, también conocido por los Empalaos de Jueves Santo, fiesta declarada de Interés Turístico de Extremadura de la que se tiene noticia desde 1522, bien merece una buena visita para empaparse de su sabor a pueblo valverdano, pasear por sus calles, fotografiar sus rincones y sus parasoles de crochet, que se han convertido en un atractivo nuevo y en reclamo turístico sin igual, si tienes la suerte de hacerlo durante estas fechas. Si no siempre podrás volver el próximo año cuando vuelvan a instalarlos para darnos la bienvenida, entre otros, a todos los que regresaremos sin falta.





















Todas las fotografías pertenecen a Planeta Cereza. Me hubiera gustado mostrar todos y cada uno de los parasoles y mantones, intenté fotografiarlos todos porque todos me parece que tienen un valor extraordinario, pero algunas fotos me quedaron mal o se quemaron con el sol. El año que viene vuelvo a por más









Si te ha gustado esta entrada puedes comentar, compartirme en tus redes sociales con los botones de aquí abajo o regalarme un "megusta". Aún no sigues mi página de facebook ??


GRACIAS !!




viernes, 18 de mayo de 2018

Meninas Madrid Gallery





Las meninas de Velázquez están consideradas imagen icónica del Arte de este país y a la vez una de las figuras más representativas de Madrid, con esa silueta de la vestimenta y del cabello tan característica que ha sido plasmada en multitud de souvenirs de la ciudad: figuritas, tazas, camisetas, dedales, bolígrafos, marcapáginas.... No existe tienda de recuerdos de Madrid en la que no encuentres alguna menina en cualquier forma, sería muy raro. También es extraño que exista alguien interesado en el mundo del Arte, o en la Historia del Arte español o internacional, que no conozca el cuadro La familia de Felipe IV, pintado con tanta maestría y complejidad en 1656 por Diego Velázquez, pintor de corte en el reinado de dicho rey, y popularmente conocido como Las Meninas, una de las obras maestras del Siglo de Oro. 

Antes de que se conociese al cuadro como Las Meninas, modo en el que aparece citado a partir de 1843 en el catálogo del Museo del Prado redactado por Pedro de Madrazo,  ya se referían a él en algunos inventarios más antiguos de diversas maneras, pero parece ser que fue Antonio Palomino, tratadista y pintor barroco español, quien en una descripción que hizo de la pintura, denominó "meninas", palabra de origen gallego o portugués, a las damas de honor que aparecían en el cuadro junto a la Infanta Margarita Teresa de Austria, que eran una especie de  doncellas acompañantes de la reina o de las infantas reales hasta su mayoría de edad, de ahí el nombre con el que es ampliamente reconocido.










Han sido muchos los artistas que han estado influidos por el cuadro y han realizado otras muchas obras a partir de él, especialmente inspirados en la figura de estas meninas, sobre todo desde el siglo XIX, ya que la obra no alcanzó renombre internacional hasta que fue expuesta en el Museo del Prado, inaugurado este en el año 1819. Hasta ese momento fue una obra casi desconocida ya que pertenecía al ámbito de lo privado y había estado decorando las paredes del antiguo Alcázar de Madrid residencia de los Austrias, de dónde se salvó del incendio que lo destruyó en 1734, y después del actual Palacio Real de Madrid

Goya, Joaquín Sorolla, Picasso, Dalí, Equipo Crónica… numerosos artistas posteriores a Velázquez y también contemporáneos, quedaron impresionados por su obra e inspirados por este enigmático cuadro realizaron su propia versión o reinterpretación como homenaje y tributo al genial artista y a su obra Las Meninas. Es ahora Antonio Azzato, diseñador y artista urbano venezolano, de origen italiano y madre española, estudioso durante muchos años de la pintura de Velázquez, especialmente del cuadro de Las Meninas, quien ha sacado a las meninas del museo a la calle, para hacer una nueva reinterpretación de esta icónica figura con el fin de "liberar de la opinión del observador tradicional el objeto Menina, para re-vestirla semánticamente". Con esta original iniciativa ideada por Azzato, denominada Meninas Madrid Gallery, el artista ha inundado Madrid con 80 esculturas de meninas de gran tamaño las cuales podremos ver durante tres meses, desde el 15 de abril al 15 de julio, convirtiendo a la ciudad en un auténtico museo callejero de arte contemporáneo para promocionar y potenciar la ciudad como Capital de Moda.






 



Imágenes de meninas vamos a encontrar muchas durante estos meses por diversos lugares de Madrid, decoradas desinteresadamente por distintos creadores, artístas, personajes famosos y otras personalidades con fines benéficos. Las esculturas, realizadas en fibra de vidrio, de 1,80 metros de alto y 30 kilos de peso, y colocadas sobre peanas compactas de 200 kilos cada una para evitar los robos, han sido ubicadas en plazas, esquinas, puntos emblemáticos y lugares públicos de interés más importantes de Madrid y con más afluencia de visitantes para promocionar el comercio y el turismo de compras en la ciudad. Esta original exposición urbana, organizada mediante la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, Acotex (Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos) y otros patrocinadores privados (Iberia, Corte Ingles, Cocacola, Revista Hola, Liberty Seguros, Pitillos...), se enmarca dentro de la campaña Madrid Capital de Moda, una iniciativa que recoge "proyectos de moda, belleza, decoración, gastronomía y estilo de vida celebrados en la ciudad; empresas públicas y privadas que trabajan por promover la imagen de moda de Madrid a través de eventos y conceptos con identidad propia".  

Las meninas del proyecto Meninas Madrid Gallery han sido entregadas a los artistas y otros colaboradores en color blanco para ser decoradas, repintadas, tuneadas... respondiendo a la pregunta ¿Que es para ti Madrid? Actores como Marta Hazas o Jordi Mollá, cantantes internacionales como Carlos Baute, David Bisbal o Alejandro Sanz, diseñadores como Agatha Ruiz de la Prada o Lorenzo Caprile, modelos como Laura Ponte o Nieves Álvarez, pintoras como Guiomar Álvarez de Toledo o Mayte Spínola... por citar a unos pocos de los muchos que han colaborado en el proyecto, han respondido de una u otra forma a esta pregunta y han reinterpretado a la menina según su creatividad. Al acabar la muestra, en el mes de julio, algunas de ellas se subastarán a beneficio de asociaciones benéficas como la Fundación Aladina, la Fundación Créate o la Fundación Alenta, y otras viajarán a otros lugares, nuevamente en blanco, donde serán otra vez reinventadas.
















En la página web del proyecto Meninas Madrid Gallery podemos encontrar un mapa interactivo con la ubicación de las meninas. Las más alejadas están situadas, por lo que he visto en él, en algún punto del barrio de Arguelles, zona Plaza Castilla, Ifema, y el barrio de Carabanchel. Las demás están distribuidas dentro del perímetro que marcan estos cuatro puntos, concentrándose la mayoría en los sitios céntricos de mayor afluencia de lugareños y visitantes. Viendo el mapa, así a simple vista, sabía que me iba a ser imposible disponer de todo el tiempo necesario para fotografiar las 80 meninas que componen esta exposición urbana, Madrid es una ciudad bastante grande, y además serían muchas las fotografías a compartir, así que he decidido publicar solo las que me fui encontrando en un paseo por un espacio y en un momento concretos, cuando salí con mi cámara, y con mi amiga Nuria, este fin de semana pasado, a recorrer un circuito imaginario trazado entre la calle Serrano, Puerta de Alcalá, Plaza de Cibeles, Paseo del Prado, Plaza de Neptuno, Paseo de Recoletos, Plaza de Colón, Jardines del Descubrimiento y calle Goya. Creo que fueron 33 meninas en total las que vimos. Hay muchas más que he conocido tan solo a través de Instagram u otras redes y medios, y que no he podido ver aún, algunas de ellas me han encantado y seguramente vaya a buscarlas. También hay otras tantas nuevas que he ido encontrando estos días, desde que hice estás fotos hasta hoy que las publico, a cada paso, al pasar por otros puntos como la Plaza del Callao, la Playa Mayor o la Plaza de Oriente, y a las que he fotografiado con el teléfono móvil, pero que como son ya demasiadas lo dejo quizá para una segunda entrega. Ya veré.

Aquí os comparto las mejores fotografías de las muchas que hice. Unas un poco oscuras, otras algo más claras, pero es que el día estaba así, con nubes y claros, propio de la primavera en Madrid. Es realmente difícil hacerlas una foto sin que salga nadie en ella, pues casi todo el mundo quiere fotografiarse con alguna. Aunque en general están en buen estado, es una pena que varias estén algo pintarrajeadas, tengan pegada alguna pegatina o les falte algún elemento. De todas maneras son preciosas y merece la pena salir a encontrarse con ellas.





























Si te ha gustado esta entrada puedes comentar, compartirme en tus redes sociales con los botones de aquí abajo o regalarme un "megusta". Aún no sigues mi página de facebook ??


GRACIAS !!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...